Insecticida granulado Rimi Jardin 500gr

El único insecticida más apetitoso que cualquier cultivo.
Insecticida granulado para uso en tratamiento cebo. Actúa por ingestión y está especialmente indicado para el control de orugas de Ortópteros (grillo-topo, saltamontes, cebollero, langostas, cigarrones y grillos) y Noctúidos (rosquilla negra y gusanos grises).

Composición: Clorpirifos en un 1% p/p (10 g/kg).
Formulación: Es un cebo en gránulos (GB).

Descripción

Aplicaciones autorizadas:

  • rosquilla negra
  • gusanos grises
  • otras larvas de noctuidos
  • ortópteros.

Dosis RIMI:

Tratamiento insecticida-cebo en suelo.

Debe esparcir el producto de forma uniforme sobre el suelo, a una dosis de 10-20 kg/ha, evitando que caiga sobre los cultivos.

Aplicar la dosis más alta si hay una fuerte infestación.

Se recomienda aplicar sobre suelo húmedo o después de un riego, preferiblemente al atardecer o a primera hora de la mañana.

Realice los tratamientos al aparecer los primeros síntomas de ataque, ya que es más eficaz contra los primeros estadios larvarios.

También se puede usar en la lucha contra orugas bien desarrolladas o aquellas que puedan resultar resistentes a los tratamientos con insecticidas tradicionales.

Otra opción es aplicar además en bandas, alrededor de la parcela que se quiera proteger de la migración de larvas de los campos colindantes. En estos casos, la dosis recomendada es de 1 kg/100 m de longitud y una banda de 2 ó 3 m de anchura.

Equipos recomendados para aplicar el producto:

1) Pequeñas parcelas:

En el caso de pequeñas extensiones recomendamos su aplicación de forma manual, usando guantes, o mediante granuladoras manuales.

Tenga la precaución de evitar que el producto caiga encima de los cultivos, especialmente cuando estén próximas a la recolección.

2) Grandes extensiones:

En el caso de grandes superficies de cultivos extensivos (maíz, remolacha, algodón, girasol, etc…) durante las primeras etapas de su desarrollo, puede utilizar los siguientes equipos:

– Abonadoras centrífugas de aplicación de fertilizantes granulados, siempre y cuando se pueda dosificar correctamente el gránulo.

– Aplicadoras de microgránulos, distribuyento el gránulo en la superficie del suelo. Sitúe el tubo distribuidor a la altura máxima, y evite que los gránulos queden enterrados.

– Sembradoras, diseminando los gránulos en la superficie del suelo.

Plazo de seguridad:

15 días en el caso de entrada de ganados en parcelas tratadas,

Pin It on Pinterest